Encontrar aparcamiento, buscar el producto que se necesita y luego hacer cola… todo esto es una gran molestia para muchos compradores que no tienen mucho tiempo para ir a un supermercado a realizar sus compras. Pero hay empresas que están cambiando la forma de consumir, como es el caso de Amazon, que de nuevo da un gran salto evolutivo.

¿Comprar sin pasar por caja es posible?

Mientras que en el resto del mundo han cambiado el formato de las tarjetas de débito y crédito y algunos ya experimentan con chips, Amazon ha construido su primer supermercado físico que cuenta con una superficie de ni más ni menos que 167 metros cuadrados.

Bautizado como Amazon Go, este se encuentra en la ciudad de Seattle, en Estados Unidos, y es una tienda en la que los clientes no tendrán que pasar por caja para pagar sus productos. ¿Es esto realmente posible? Pues parece ser que si?

Amazon y su nuevo supermercado inteligente

Amazon está utilizando para ello una técnica muy parecida a la que se utiliza en los coches autónomos. Se trata de la Just Walk Out. Gracias a esta tecnología, cuando un cliente va a entrar en la tienda, tras pasar un código QR por los estandartes de la puerta, se abre directamente su cuenta en Amazon. Al coger un producto de un estante, este se añade directamente al carrito virtual del cliente, y en el caso de que lo vuelva a dejar se elimina. Una vez que el cliente ya ha cogido todo lo que necesite, al pasar por la puerta se le carga directamente en su cuenta Amazon el importe de lo que ha comprado y posteriormente se le entrega un recibo por la compra realizada.

En otras palabras, los clientes no tienen que pasar por cajas y hacer colas interminables para poder realizar la compra de esos alimentos que tan urgentemente necesita.

Dejar respuesta