Un crucero puede ser un excelente lugar donde viajar y relajarse, pero también es una oportunidad para mucha gente de encontrar un empleo único. De hecho, aunque muchos hablen de crisis, la demanda laboral de trabajadores de cruceros en los dos últimos años está en alza, habiendo aumentado hasta un 25% en el 2015. Y para este 2016 empresas como Pullmantur incluso prevén aumentar un 20% el número de pasajeros en España.

Proceso selectivo muy duro

Por supuesto, pasar el proceso de selección para trabajar en un crucero no es nada fácil. No solo se tiene en cuenta la formación, sino también la experiencia. En muchos casos pueden perdonar una de ambas, ya que los cruceros son una gran oportunidad para muchos de iniciarse en el mundo de la hostelería o del servicio de atención al cliente trabajando de camarero, recepcionista, dependiente de una de las tiendas…

Lo que primera es que la persona sea agradable y simpática. Siempre tiene que tener una sonrisa y tratar al cliente con educación. Pero, la cruda realidad que impide a muchos llegar al final de este proceso selectivo o siquiera pensar en participar en él es el que afecta mucho: el idioma.

Por norma general el idioma exigido para los procesos de selección suele ser el inglés, pero no es raro que exijan una segunda lengua.

Un lugar donde formarse y aprender

Un crucero es el lugar perfecto para aquellos que no se conforman solo con conseguir un puesto de trabajo. Es un lugar donde las personas ambiciosas pueden continuar formándose para adquirir experiencia y aprender nuevas cosas.

Por ejemplo, una persona que comience como pinche de cocina puede aprender de los mejores cocineros del mundo y saber cómo funciona una gran cocina. Al mismo tiempo, aquellas personas que tengan que estar en constante contacto con los pasajeros podrán aprender diferentes idiomas.

El sector con un mayor crecimiento

¿Acaso la crisis ha afectado al turismo en cruceros? Pues para nada. A pesar de la crisis la gente sigue decidiendo tomarse las vacaciones a bordo de grandes barcos a coger un avión para dirigirse a un destino en concreto.

Gracias a esto, la demanda de empleados en cruceros aumenta. Si que es cierto que el tipo de demanda variará según la compañía, ya que a veces se hacen contrataciones para un único viaje como para varios.

Para aquellos que están buscando una oportunidad de demostrar lo que valen y tienen apetito de trabajar mientras continúan formándose, sin lugar a dudas probar suerte en un crucero es la mejor opción.

Fuente: solocruceros

Compartir
Artículo anteriorWebconference
Artículo siguienteBuscando subvenciones con IPYME

Dejar respuesta