Pintar, es ese entretenimiento que vemos a los niños hacer en casa a diario. Pero, ¿qué es lo que les atrae tanto? ¿Por qué les gusta tanto coger un dibujo en blanco y negro y pintarlo? ¿Qué tiene de divertido?

Les hace disfrutar y les ayuda a desarrollarse

Para algunos puede costar de creer, pero si que es cierto que el dibujar ayuda mucho a los más pequeños de la casa a crecer al mismo tiempo que se divierten. Para empezar, ¿por qué un colorear un dibujo resulta tan divertido? Es posible que los adultos lo hayamos olvidado hace tiempo, pero no hay nada mejor que coger un lápiz de color y darle vida a un dibujo con nuestra imaginación o crear una figura desde cero.

Colorear dibujos, un gran beneficio para los niños

Los niños se divierten, pero al mismo tiempo, sin que se estén dando cuenta, están desarrollando sus capacidades:

  • Se evaden un poco del mundo: Es normal que un niño se sienta estresado con tanta tarea del colegio o de algunas obligaciones que le puedan imponer los padres. Así pues, pintando se evaden del mundo y de la realidad.
  • Su rendimiento cognitivo mejora: Especialmente durante la infancia es cuánto más hay que potenciar la actividad cerebral. Por ello, el pintar un dibujo es tan importante, porque mejora diferentes aspectos de la actividad cerebral mientras está dibujando, ya que está utilizando su creatividad y su imaginación.
  • Le van interesando más cosas: El arte y la cultura siempre han ido de la mano, y algunos padres utilizan la afición de los más pequeños por la pintura para inculcarles un poco de cultura artística. No obstante, lejos de este sistema, el pintar ayuda a que le interesen otras cosas cotidianas, como conocer a más animales para pintarlos u otros países del mundo.
  • Ayuda a desarrollarse sus habilidades motoras: ¿Sabías que si un niño pinta a menudo esto le ayuda a escribir con más facilidad y precisión? Esto se debe a que al pintar el niño va desarrollando los músculos de los dedos, los de las manos y de las muñecas. Gracias a esto, le es más fácil aprender a escribir.
  • Es la pre-educación antes de ir al colegio: ¿Por qué esperar hasta que le envías al colegio para comenzar con la educación del niño? Los dibujos que pinta le enseñan muchas lecciones a los más pequeños, y le inculcan diferentes valores como la amistad, la bondad o la solidaridad. No existen mejores maestros que los dibujos para colorear.
  • Aumenta su coordinación bilateral: Es normal que un niño no se vea capaz de hacer tareas que requieran dos manos a la vez, porque no tiene la costumbre. No obstante, coloreando dibujos mejora su coordinación bilateral, ya que ciertas tareas como pintar con pincel o hacer trabajos manuales requiere el uso de ambas manos.

Dejar respuesta