En el año 2016, el número de autónomos había crecido a lo largo de unas 26.000 personas, una cifra que se está incrementando en el presente 2017 y que cada vez aumenta más por la necesidad de muchas personas de recurrir al autoempleo para tener algún futuro laboral. Sin embargo, los autónomos llevan consigo muchos gastos, los cuáles en muchas ocasiones superan a los ingresos.

¿Existe posibilidad de ahorrar?

Todos los autónomos se hacen la misma pregunta: ¿cómo pueden ahorrar dinero y reducir sus gastos? Lo cierto es que existen algunos trucos que muchos han comenzado a emplear para poder reducirse algunos gastos que suponen un 70% del total.

Uno de los puntos en los que más buscan ahorrar los autónomos es en el alquiler de locales. Si va a trabajar por su cuenta, ¿por qué alquilar una oficina y no acondicionar una sala de su hogar para trabajar? Especialmente si su negocio está relacionado con el mundo de Internet y de las nuevas tecnologías. De este modo no hay que preocuparse de ese alquiler mensual que para muchos supone casi la totalidad de sus ingresos.

Otro gran gasto del que muchos deciden prescindir es en la contratación de los servicios de una asesoría. Muchos autónomos no tienen conocimientos de contabilidad, pero prefieren realizar un pequeño curso sobre la materia para informarse sobre cómo elaborar los impuestos y pagar por un software de contabilidad de calidad, antes que pagar por los servicios mensuales de una asesoría.

Eliminados dos de los principales gastos que tienen los autónomos en el día a día, muchos buscan otras pequeñas estrategias para poder reducir los demás gastos, como la luz, el agua o los de la comida. Sin embargo, dado que hoy en día alrededor de un 35% de los autónomos trabajan desde el hogar y en muchos casos, estos gastos son deducibles si están relacionados con la actividad económica, lo que supone un gran ahorro para muchos.

Dejar respuesta