El baloncesto cada vez está ganando más peso entre los deportes preferidos de la gente. Entre otras causas se encuentra la creciente popularidad de la selección española de baloncesto, que parece imparable en la actual década en todas las competiciones que se realizan. Sin embargo, las ligas de baloncesto españoles, la diferencia con el fútbol no es tan grande, especialmente en lo que a equipos se refiere.

Gana sin problemas con 30 puntos de diferencia

La Liga Endesa está en su pleno apogeo, y el FC Barcelona Lassa está teniendo muy buen comienzo, consiguiendo su tercera victoria ante el San Pablo Burgos con 111 puntos frente a los 81 de su rival.

El equipo barcelonés controló el partido en todo momento en el partido que se celebró en el Palau Blaugrana. Arrasó ni más ni menos que con una diferencia de 30 puntos, cumpliendo con el objetivo de seguir creciendo en el inicio de la temporada y firmando una fantástica y soberbia actuación deportiva. De hecho, estos 111 puntos que consiguió durante el partido es su segunda mejor marca anotadora, dos años y medios de los 114 puntos que consiguieron en enero de 2015 frente al Unicaja, aunque en dicho partido tuvo que haber prórroga.

Con un total de 3.581 espectadores, todos presenciaron el gran debut de Pierre Oriola, que se estrenó con el equipo azulgrana a lo grande. Acabó logrando un total de 16 puntos, 6 rebotes y 26 puntos de valoración. A pesar de la lesión que tuvo, el esguince de botillo, su rendimiento no pudo ser mejor controlando la pelota en todo momento como un profesional y sustituyendo a Ken Seráphin. Sus lanzamientos fueron perfectos, ya que logró anotar los 5 tiros que lanzó desde los dos puntos y los seis 6 libres, siendo esta la mayor anotación de anotaciones sin errores desde que arrancó la Liga Endesa.

Por supuesto no hay que olvidarse de Pau Ribas, el escolta que terminaría siendo el máximo anotador con 21 puntos, de los cuáles 5 fueron anotaciones desde la línea de triples, mostrando que ha regresado en el mejor estado posible.

Por su parte, el San Pablos de Burgos intentó competir en “tú a tú” contra el equipo azulgrana, apostando por un baloncesto vertical y un ritmo vertiginoso con posesiones cortas que intentaban superar el control del equipo barcelonés. Sin embargo, pese a la gran actitud que tuvo el equipo, no fueron capaces de superar a los azulgranas.

Dejar respuesta