¿Te sueles levantar con dolor de cabeza? ¿O lo sufres a lo largo del día? La respuesta a la que muchos suelen recurrir es que la cabeza puede doler por los cambios bruscos de temperatura o porque estén resfriados. No es que estén errados, pero en algunas ocasiones el dolor puede ser producido por otros motivos. Por ejemplo, uno de los principales es debido a la relación entre la visión y el dolor de cabeza, muy común en la sociedad actual.

¿Tal cosa es posible?

Una persona, de media, se pasa despierta de media unas 17 horas al día. Quizás se podría situar en 15 si se cuenta la de personas que duerman la siesta. No obstante, el promedio oscila entre las 15 – 19 horas.

La visión es uno de nuestros sentidos más importantes, y el más utilizado a diario. Gracias a la visión, percibimos todo nuestro entorno y nos permite realizar un gran número de tareas. No obstante, debido a que es el sentido más utilizado, por encima del olfato y el oído, esto produce que es el que se vea más afectado y por ello guarda una curiosa relación con el dolor de cabeza.

Al principio puede que no se note, pero el estar usando la visión continuamente hace que los ojos se vayan irritando cada vez más, porque necesitan descasar. El proceso de parpadeo precisamente sirve para esto. Pero, los ojos también necesitan estar cerrados cuando se ha estado muchas horas utilizándolo.

Claro que todo depende del uso, pero seguramente habrás notado que te cansas mucho si estás delante de la pantalla de un ordenador, leyendo un libro o viendo la televisión. Y si te esfuerzas demasiado, poco a poco notarás como te va doliendo la cabeza. Cuando tu vista está muy cansada, tu cerebro poco a poco va sintiendo el dolor y esto produce que padezcas el dolor de cabeza. Momento en el que tendrías que descansar un poco cerrando los ojos unos 10 minutos.

Por norma general no es necesario recurrir a la medicación, sino que basta con descansar un poco tumbado en la cama con los ojos cerrados para que este se vaya reduciendo poco a poco. Además, es importante reducir el tiempo que se pasa delante de aparatos electrónicos, intentando que el tiempo que se esté fuera del trabajo se pueda dedicar a otras actividades, como paseos al aire libre o hacer alguna actividad deportiva, que viene muy bien para la salud ocular.

Dejar respuesta