Renzi ha hecho mal las cosas, y por ello muchos italianos ven con buenos ojos que el Primer Ministro haya dimitido, tal y como prometió el 29 de diciembre del año 2015, cuando comenzó su campaña para sacar adelante un referéndum de reforma Constitucional. No obstante, esto ha dejado en Italia en una mala posición.

Se necesitan muchas reformas urgentes y el rescate de hasta 8 bancos

Para comenzar, la actuación de Renzi, primer ministro de Italia, ha provocado que la situación económica del país se vea peligrosamente afectada. Hay un total de 8 bancos que necesitan un rescate urgente y que en la Bolsa italiana han visto como sus acciones caían peligrosamente. Algunos necesitan una inyección de hasta 5.000 millones de euros o entrarán en quiebra en los próximos meses.

Italia tiene muchas políticas urgentes que deben tratarse

Pero no es el único problema al que se enfrenta ahora mismo la población italiana. Debido al empezó y la dedicación del primer ministro a dicha reforma, se han dejado de lado otros asuntos importantes durante todo un año, aludiendo siempre a que “había que esperar al 4 de diciembre”. Así pues, el Producto Interior Bruto (PIB) previsto del próximo año es del 0,8%, estando casi a la cola de Europa.

La cosa no se queda ahí, puesto que el paro alcanza casi un 12%, encontrándose el paro juvenil en un 13% y una economía sumergida del 13%. Claro que no hay que olvidarse de la deuda externa, que supera ya los dos billones de euros, lo que representa más del 135% del PIB. Desde hacía más de 30 años se pedía una reforma como una necesidad, especialmente para dar más estabilidad a la política del país. No obstante las cosas no han salido como Renzi esperaba y su comportamiento y actuación política ha acabado perjudicando a Italia mucho más que beneficiándola.

Dejar respuesta