¿Está relacionado el envejecimiento con una mala alimentación? ¿Es posible que consumir ciertos tipos de productos haga que las células del cuerpo envejezcan más rápido? Pues así lo verifican algunos dietistas y médicos.

Algunos alimentos aumentan el proceso

Es un hecho que es muy difícil negar: la gente cada vez come peor. Al principio, era algo que se podía controlar pues el único lugar dónde comer comida chatarra era en los locales de comida rápida, pero con el tiempo, esta se ha extendido hasta los supermercados y otros puntos de venta. Platos precocinados, carne que se prepara con los desechos de la carne animal y que todo es grasa, verduras tratadas con fertilizantes y pesticidas que acaban con todos sus nutrientes… Todo esto ha hecho que el metabolismo del cuerpo del ser humano se vea afectado.

Entre otras cosas, se debe al bajo consumo de alimentos ricos en vitamina C. Muchos de estos productos únicamente se venden con la frase de “aumenta tus defensas”, como pueden ser los Actimel o los zumos de naranja. No obstante, la vitamina C es mucho más que un fortalecedor del sistema inmunológico. También ayuda a que las células del organismo estén sanas y no tengan un proceso de envejecimiento precoz. La falta de vitamina A en las dietas es otra de las razones del envejecimiento precoz. Una vitamina que para la piel es esencial para poder mantenerse suave y joven.

Además, el sustituir bebidas como el agua por cerveza, bebidas azucaradas o batidos, impide que la piel se hidrate correctamente, lo que hace que las células se vayan resecando cada vez más y esto agrave el proceso de envejecimiento. Para poder combatirlo correctamente, los dietistas recomiendan empezar a cambiar de hábitos cuánto antes, o el proceso de envejecimiento avanzará tan rápido que será imposible pararlo.

Dejar respuesta