La Navidad está a la vuelta de la esquina, ¿y por qué regalar un teléfono móvil o una Tablet cuando lo que está de moda ahora son los drones? Si, en efecto, los drones, especialmente los drones profesionales. Si no sabes bien que modelos escoger, deberías pensar en estos.

Una amplia variedad de modelos que escoger

Quizás lo que te eche para atrás al decidirte del DJI Mavic Pro sea su precio, puesto que vale 1.200 euros. No obstante, es un dron que puede grabar videos con una resolución 4k, cosa que ninguno más puede lograr ahora mismo, evita choques de forma automática y tiene una autonomía de casi media hora, por lo que es ideal para cineastas amateur. Además, es tan pequeño y se puede doblar para guardarlo en el bolsillo.

Pero si al que le vas a reglar un dron es un novato y no quieres correr el riesgo de que lo acabe rompiendo al momento de tenerlo, entonces hay que apostar por el Aukey Mohawk Drone, que cuesta unos 50 euros sin cámara y es ideal para los que tienen que practicar sus habilidades de vuelo. Puede volar durante diez minutos una vez cargado y hasta un niño lo puede dirigir.

Los drones ideales que regalar estas fiestas

En cambio, para aquellos que les gusta tener los pies en el suelo está el Parrot Jumping Night Marshall, es un dron de dos ruedas que puede moverse por cualquier terreno, sin importar que tan pronunciado sea. Sus cámaras detectan los obstáculos, lo que hace que los evite automáticamente y tiene un precio de tan solo 70 euros.

¿Sigues sin estar convencido? Entonces deberías probar otras opciones más interesantes como el dron Flybrix que cuesta 189 dólares. ¿Por qué ese precio? Pues es un kit de piezas de ni más ni menos que Lego, por lo que puedes darle la forma que se desee, solo hace falta usar la imaginación. O bien podrías probar con el Husban X4, ideal para los más pequeños de la casa puesto que su tamaño es similar al de un pájaro y cuenta con protectores que evitan que se pueda romper con un golpe. Tan solo cuesta 50 euros.

Dejar respuesta