Los jóvenes son el futuro, o al menos eso es lo que dicen siempre las altas esferas. No obstante, con todo lo que tienen a su alcance y el alto fracaso escolar en España, ¿se puede decir realmente estas palabras?

Menos alcohol, menos drogas pero más apuestas

Hace no mucho se realizó un estudio en el que se encuestó a varios jóvenes a los que les gusta salir de fiesta a discotecas o hacer botellones en los parques. Quizás las cifras ayuden a los padres a calmarse un poco.

Según las últimas encuestas, en lo referente al alcohol, tan solo el 47% de los encuestados había ingerido alguna bebida alcohólica en el último mes, mientras que un 84% confesaba haber bebido una única vez en toda su vida una bebida alcohólica. En lo referente a las drogas, el 18% confesaba haber tomado alguna droga ilegal alguna vez en su vida, mientras que en los mayores de edad esta cifra subía hasta cerca del 40%. El consumo de tabaco también se ha visto reducido en los últimos meses, especialmente debido al alto precio de este.

Los jóvenes beben menos, pero apuestan más

Pero para los jóvenes ha aparecido una nueva adicción, fruto de la nueva tecnología, y que está llevando de cabeza a más de uno: las apuestas. En Internet, portal al que tienen acceso los jóvenes libremente a través del teléfono móvil, hay miles y miles de páginas webs de apuestas, en la que los jóvenes se gasta más de 60.0000 euros al mes. Debido a las escasas restricciones por parte de los propietarios de las páginas, es muy fácil acceder, ya que solo basta con dar el número de una tarjeta de crédito o de una cuenta bancaria, en donde pueden hacerse los cargos.

Una preocupación que está trayendo de cabeza a algunos padres cuyos hijos se han convertido no solo en unos adictos al teléfono móvil, sino que además no pueden dejar de apostar.

Dejar respuesta