En lugar de pensar en bonos y sueldos, piensa en tus logros internos: en la satisfacción que te ofrecen tus logros, los trabajaste, los sudaste, nadie te los regaló, si obtuvieras todo lo que obtienen  los demás, ¿te  compararías entonces  con otros?. Nunca llegarás a estar conforme, todo eso te restará fuerzas, desviará tu objetivo principal: ser un buen emprendedor, llegar a alcanzar la perfección, solo serás un mediocre que perderá su vida midiéndose.

Muchos emprendedores se cansan y cierran por algunos errores y fallos

Debes continuar hasta triunfar, no dejes que te guíen los demás, aunque te recomienden y eso es bueno, no les dejes todo el peso de tu empujar empresa o proyecto. Haz tu propia estrategia efectiva e innovadora para llegar a los primeros lugares. Consigue personas con experiencia, con el dominio y el conocimiento  de “saber”, te ayudarán a escalar posiciones, no tan solo basta el dinero.

Busca competencia. No tener ninguna equivale a que no hay mercado que le interese y demasiada, infiere que no vas a innovar en nada, que ya está todo dicho. Arriésgate, para tomar decisiones importantes, debes tener decisión, coraje, personalidad y temple para ser todo un emprendedor. Investiga, a veces puede ser que  tu idea no es la mejor, no es la única, dale la vuelta, averigua y conseguirás la mejor manera de presentarla.

No siempre es mejor seguir

No te dejes llevar por el precepto “nunca te rindas”. El mejor emprendedor sabe cuando es tiempo de terminar y de haber llegado al final, para asumir la pérdida. Haz un prototipo de tu proyecto o una muestra que sea capaz de probarse entre tus familiares o entre clientes más cercanos para que sepas si sirve, si merece la pena de invertir en él o perderás tu dinero.

Debes mantener un buen ritmo de trabajo; estar pendiente de la competencia sí, pero no dejar que te obsesione el saber en que lugar están o hasta donde han llegado. Ten presente que tan solo tú, eres el protagonista de tu propia historia y que solo tú llegaras al final. No seas  prepotente ni engreído, el ser humilde te hará mas grande y te dará la mejor de las satisfacciones.

Dejar respuesta