Algunos dicen que los baños se reforman cada 15 años, una media que muchos cumplen a rajatabla. Entre otras cosas, se debe a la aparición de nuevos modelos de tuberías o de productos más novedosos para hacer que los baños luzcan mejor. ¿Ha llegado el momento de reformar el baño? Pues hay formas de ahorrar.

¿Qué se puede hacer para ahorrar en un baño?

En los baños uno se suele gastar gran parte del presupuesto en las mayores trivialidades: los azulejos y el suelo. Estos representan casi el 40% del gasto del presupuesto. ¿El motivo? Que se suele ir a lo caro en lugar de buscar alternativas más baratas.

Si, uno quiere que su baño luzca hermoso ya que lo ha reformado, no obstante, ¿quién ha dicho que las opciones más caras sean atractivas? Se pueden encontrar opciones económicas de 10 euros mucho más bonitas que de 40 euros, tanto para el suelo como para las paredes. Es importante no dejarse atrapar en el clásico “es que este suelo es mejor porque es más caro”. No, todos los suelos y paredes son buenos, indiferentemente de su precio.

El segundo gran gasto del baño no se lo lleva la fontanería, sino que se lo llevan los muebles. Por ejemplo, ¿sabes la gran diferencia de precio que hay entre poner una bañera a una ducha? La segunda opción es más cara porque tienes que sumar el coste de la mampara, mientras que si pones una bañera, tienes bañera con ducha y basta con una cortina (salvo que decidas ponerle una mampara también a la bañera).

Por ello hay que ver como ahorrar en los muebles. No hay que comprarse el inodoro más caro porque hay opciones más económicas, ni apostar por los clásicos lavabos cuando se puede comprar un lavabo flotante, la nueva apuesta de las grandes marcas para ahorrar espacio y crear una vista hermosa al entrar al baño.

Por supuesto es importante que antes de reformar el baño mires varios presupuestos de diferentes albañiles, puesto que el gasto con uno y otro variará bastante. Además, ten en cuenta por donde pasarás las tuberías, siendo más aconsejable por el suelo que por la pared, porque a la hora de revisar un problema, siempre es más fácil arreglar el suelo que la pared que tengan que picar.

Dejar respuesta