¡Ha llegado el fin de año y es el momento de ponerse a dieta! Esos kilos que se han cogido a lo largo de las fiestas navideñas y la nochevieja hay que echarlos del cuerpo cuánto antes, y para ello hay que comenzar a tomar una nueva rutina de alimentación sana y de actividad deportiva.

¿Qué hay que hacer?

¿Te has subido a la báscula y has dado un grito al ver como la aguja ha salido disparada hacía una cifra que no te hace nada de gracia? Pues va siendo hora de ponerse a dieta. Pero, ¿qué dieta usar?

Durante estas fechas seguro que te han mandado mucha información sobre las conocidas “dieta milagro”, pero ten mucho cuidado con ellas. Te recomendarán que comas poco, y eso no es bueno para tu salud. Tampoco es bueno que te dediques a comer un solo alimento. Lo que tienes que hacer es comenzar una dieta equilibrada.

¡Hay que seguir una buena rutina para perder peso al comenzar el año!

¿Y cómo es una dieta equilibrada? Pues comienza reduciendo, que no quitando, la comida cargada de grasa como la carne roja. Los dulces, si te gusta comerlos, que sean comprados en panaderías o puestos que sepas que los hacen caseros, porque los que venden en el mercado están cargados de conservantes malos para tu salud. Compaginar alimentos como carnes o pescados con ensalada es una buena forma de ir perdiendo peso, poco a poco, y sin tener que pasar hambre. ¿Comer solo ensalada es mejor que acompañarla con algo más? Pues no.

Ahora viene la parte más importante, la del ejercicio. Si eres un adicto al deporte ya sabrás que pautas debes seguir para recuperar tu forma física. Pero en el caso de que seas prácticamente un novato, debes saber que no hay que hacer ejercicio salvaje a diario para estar en forma y perder peso. Comienza con ejercicios suaves: caminar 30 minutos al día o hacer un trote lento durante este tiempo. Si te apuntas a un gimnasio, asegúrate de que tu cuerpo recibe todos los nutrientes y minerales antes de hacer ejercicio, porque de lo contrario acabarás agotado.

Dejar respuesta